Luis Oliván

De dónde venimos y a dónde vamos

Fue a principios de los 90 cuando comienzo a trabajar en una distribuidora que comercializaba los vinos de una Cooperativa local. Cuatro años después estaba trabajando ahí, como a todos los que estamos en este sector, desde el principio me fascinó este mundo. Serán los paisajes, el que hacemos algo no muy distinto a lo que se hacía hace 8000 años o, quizás, que en sociedades cada vez más individualistas, los del vino somos sociales, solidarios, nos conocemos una vez y ya somos para toda la vida, no sé…

Después de un periplo de 30 años trabajando y disfrutando de lugares y aprendiendo de buenos compañeros, mucha curiosidad y formación, comencé esta aventura llamada Luis Oliván Vinos y Viñedos, compartiendo esfuerzos e ilusiones con viticultores y bodegueros honestos que nos proporcionarán su uva, sus viñedos y espacios para elaborar nuestros vinos , seremos diferentes por una razón casi de supervivencia o porque en el fondo somos así, …y pisando todo lo posible la tierra que nos vio nacer.

Recuerdos de mi niñez

Un buen número de los apuntes en mi memoria discurren en el campo y en la huerta, mi familia han sido labradores y hortelanos en La Hoya de Huesca y el Abadiado, el vino y la viña siempre han estado presentes.

«Recuerdo al final del invierno picar la viña con la jada, la vendimia para el Pilar y la oscura bodega subterránea con el lagar de piedra, las grandes cubas, los aromas que parecía que venían del fondo de la tierra… ”

«Se dice que la memoria olfativa nos aporta los recuerdos más nítidos: la merienda con pan, vino y azúcar, en los veranos aún veo a mi tío Vitorino con el porrón del vino que iba a buscar a Bespén para refrescarse por el duro trabajo en la huerta en dónde pasábamos lo veranos entres tomates, patatas y ensaladas.»

Distribución

Dónde encontrar nuestros vinos

Carrito de compra
Ir arriba

¿Eres mayor de edad?

Tienes que tener más de 18 años para entrar en esta web